Rybs Ideas
You are here: Home / Blog / La persuasión en la negociación

La persuasión en la negociación

La persuasión en la negociación

rybs 4 septiembre, 2014 0 comments
04Sep
0

Hemos dicho que negociar es muy sencillo, es conseguir pasar de un tal vez, de pronto o un rotundo no, a un si, que se sustente en el largo tiempo, por ello no hablamos de cualquier negociación, nos referimos a la construcción de relaciones de largo alcance, no es solo vender una idea, un producto o servicio, es crear socios estratégicos y atraídos con nuestro estilo y forma de hacerlo.

Una estrategia básica es entender lo que significa o cómo impacta la persuasión con nuestros socios en la mesa de negociación. Comencemos por decir que entendemos por persuasión la capacidad de convencer con argumentos a otra persona sobre nuestras ideas. La ventaja es que con nuestro modelo de negociación: la persuasión, es mágica y ganadora para todas las partes, observemos algunos de los elementos del modelo.

Nos preparamos, poseemos un método, establecemos alternativas, creemos en el gana para todos, sabemos exactamente cuando no nos conviene negociar, no permitimos la manipulación en la mesa, por ello no la aplicamos, siempre tendemos un puente para establecer comunicación y sabemos que negociar es creatividad y confianza.

Toda negociación tiene un componente de compromiso y nos hacemos responsable del mismo, no prometemos lo que no podemos cumplir, rompemos los estatus acartonados que demoran y burocratizan la comunicación, dejamos los complejos de superioridad, en especial con los títulos que hacen ver extravagantes a los verdaderos profesionales, esa es una lucha contra la cultura para establecer niveles de cercanía que contribuyen a decir con sinceridad lo que pensamos y proponemos.

Tenemos claridad que la verdadera comunicación en la mesa es la no verbal, nos esforzamos por comprender lo que dice el cliente, pero somos capaces de detectar cuando miente y no callamos, lo hacemos evidente, con respeto y plena contundencia que no facilitamos esas estrategias. Sabemos que una buena comunicación construye la ley de la relación, que facilita el nacimiento del componente de reciprocidad. Si la relación es mala la reciprocidad obedecerá de manera negativa, pero si es positiva, los resultados son fantásticos.

Conservamos una fe y plena creencia en los resultados de la negociación, no admitimos duda, por ello nuestros planteamientos están sincronizados con la abundancia, no consideramos el precio lo más importante, pues eso implica que no se negocia, se regatea, recordemos que el precio es la medida de la escasez.

Finalmente la preparación es seria y la realizamos en tres estadios: las personas, el medio y las posibilidades, por ello tomamos riesgos que se vuelven lógicos y mostramos ganancias para todos los integrantes de la mesa. Razón suficiente para entender por que somos persuasores.

Hasta la próxima.

In Category : Artículos

Send Us A Message Here

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comment
Name *
Email *
Web

0

Your Cart