Rybs Ideas
You are here: Home / Blog / La habilidad de vender II

La habilidad de vender II

La habilidad de vender II

rybs 20 mayo, 2011 0 comments
20May
0

En este momento cuando usted lee el artículo, hay muchos vendedores y vendedoras que están disfrutando de una actividad diferente a vender, y al mismo tiempo hay un conjunto de clientes que se encuentran demandando productos y servicios de esos vendedores que no están presionando una venta, simplemente hicieron lo que debemos hacer los buenos vendedores.

Examinemos que hacen los buenos vendedores, primero que todo aman su profesión, se realizan en ella, no están de paso, por ello se preparan estudiándose, saben cuales son sus fortalezas, las optimizan conscientemente y trabajan en lo que deben mejorar, no tienen temor en reconocer que necesitan para hacerlo mejor.

Segundo: Se inmiscuyen, prueban, saborean, sienten, viven el producto o servicio que ofrecen, recordemos que es muy difícil vender algo que no se conoce, la creencia es la llave del poder de un vendedor, debemos registrar dentro de nuestra mente y cuerpo, que se siente al comprar lo que vendemos.

Tercero: Conocer a nuestros clientes, más de lo que comúnmente sabemos, no es suficiente con aquello que registra su tarjeta de archivo, con solo datos ya no podemos hacer ventas de largo alcance, es necesario conocer los detalles del cliente, son los que sirven para cerrar todos los negocios, el problema de un vendedor tradicional es que no conoce pinceladas, los pormenores que nos hacen poderosos en la venta.

Cuarto: Preparación, los vendedores exitosos siempre tienen una agenda, por sencilla o repetitiva que sea su venta, este grupo maneja temas y tiempos que se asignan a cada visita, y los respetan, uno de los problemas que presentan muchos vendedores es que no les alcanza el tiempo, por una sencilla razón, no son ordenados y son los clientes los que manejan sus tiempos, craso error.

Quinto: Entienden que es necesario saber presentar un producto o servicio, existen productos maravillosos, combinados con funestos vendedores, como un Iphone que compre, donde la venta casi se pierde por un pésimo vendedor, que no conocía lo que vende, cree que con solo saber pronunciar una marca y memorizar un precio la gente compra.

Presentar un producto implica usar los anteriores pasos, para hacer énfasis en lo visual, auditivo, olfativo, gustativo o kinestésico, dependiendo de saber como compra mi cliente y de las cualidades que tiene mi producto o servicio. Cuando convino esos dos elementos con el conocimiento que tengo de lo que vendo, es difícil no generar un deseo de compra, que como su nombre lo dice complace, satisface, alegra, encontrando el cliente todas las razones para tomar una decisión sencilla.

Seis: Los vendedores profesionales saben que una vez el cliente toma la decisión de comprar, inicia la relación, saben muy bien que todo el tiempo invertido en ese cliente debe constituirse, a partir de ahí, en una inversión con retorno, por ello cuidan a cada cliente que por primera vez compro. Entienden porque hay muchos vendedores profesionales que no se desgastan en lo tradicional y su cartera de clientes crece día con día. Hasta la próxima.

Send Us A Message Here

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comment
Name *
Email *
Web

0

Your Cart