Rybs Ideas
You are here: Home / Blog / ¡Vendo casa, para recuperar hogar!

¡Vendo casa, para recuperar hogar!

¡Vendo casa, para recuperar hogar!

rybs 29 mayo, 2015 0 comments
29May
0

Alguna vez en nuestra vida hemos emprendido un ejercicio de comprar una propiedad, emprender acciones para obtener un supuesto logro, una vivienda, ese sitio que alberga nuestros cuerpos, los protege del frio o el calor y nos facilita cierta seguridad personal, hablamos de espacios, metros de construcción, servicios de agua, luz e internet, y luego un amoblado que incluya toda la comodidad posible.

Conseguir ese bien material se convierte en una consecuencia natural después de muchos esfuerzos y la mayoría de las veces asumiendo una deuda por varios años para satisfacer ese privilegio de sentirnos propietarios, dueños y pensando que ese bien es y será una contribución no solo al bienestar personal, sino al de la familia, y muy probablemente integrará la herencia una vez el alma emigre de ese terreno.

Los ejecutivos, en su gran mayoría hemos comprado esa fórmula, creo que ha sido una de las herencias recibidas de padres y abuelos, pensar que debemos hacer todo lo posible y a veces cubrir eventos casi imposibles para pagar una cuota y sacrificar tiempo para obtener los recursos que demanda el cubrimiento de ese bien.

Algunos de nosotros que amamos nuestro trabajo, que lo vivimos con pasión y nos hemos preparado constantemente, recibimos gracias a ello, suficientes recursos económicos y no es el déficit de los mismos un dificultad para conseguir comprar la tan ansiada casa o apartamento.

La reflexión para hoy está centrada en cuáles son los detonantes cuando tenemos que salir de entre esas paredes por que no entendimos que la función fundamental o el mensaje del abuelo no era comprar un bien material, era construir un hogar, cubrirnos del frio de la soledad, o evitar el calor que quema cuando se observa un espacio en una habitación o un comedor, al cual solo le adorna una lámpara, sin luz natural.

Los ejecutivos o líderes como nos hacemos llamar ahora, debemos entender que los bienes materiales que podemos adquirir por medio de nuestro esfuerzo mental, intelectual o físico tienen un pleno sentido cuando causan un impacto en la gente. Para qué buscamos un lugar de habitación, con espacios elegantes y amoblados si no te puedes sentar para contemplar a tu esposa y darle un abrazo eterno a tu hija.

Para qué invertir tanto en las fachadas de nuestras casas, si con el frio que se vive dentro se deteriora cualquier pintura de larga duración. Creo que vale la pena entender que gran parte de nuestro futuro estará más cerca del amor que nos brindan personas del cuadro familiar, que la propiedad terrenal. Que tal si somos conscientes de la cantidad de letreros, no siempre visibles que dicen; vendo mi casa, quiero recuperar mi hogar.
Hasta la próxima.

Send Us A Message Here

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comment
Name *
Email *
Web

0

Your Cart